jump to navigation

Hay días neutros, malos… 14 octubre, 2007

Posted by Suigeneris in Usar y tirar.
trackback

… y peores.

Yo procuro no encontrarme con los peores. O sea, que me quedo en los malos, más que nada porque así dejo un margen para cierta posibilidad de encontrarme bien, pues todo lo contemplamos generalmente desde la comparación… la comparación con uno mismo.

Lo digo porque ultimamente me encuentro con gente muy quejica, y yo los miro y veo sus ojos como diciéndome que se les está acabando el mundo. Y me dan entre pena y vergüenza, porque hay personas con verdaderos problemas gordos. Pero claro, son los problemas de otros.

Mal d�a

Yo soy una persona que me dejo arrastrar por la tristura -palabra que aprendí hace poco- con facilidad, y aún así, procuro no ir por ahí salpicando a los cuatro vientos a todo el personal. Sí, porque me da vergüenza acongojarme inutilmente. Así que guardo esos días en la categoría de malos, simplemente malos. Y yo también me guardo, no hay quien me soporte en esos días.

Ahora, cuando llega un día bueno -es lo malo que tienen estos días- siempre me encuentro en la tesitura de contrariar mi tendencia depresiva y me lleno de dudas. Así que comparando estos días con el resto de días siempre se acaban quedando en el limbo de la neutralidad.

Los días magníficos los reservo para no pensar en nada.

Viñeta de Stephen Arnett

Anuncios

Comentarios»

1. Hay días neutros, malos… « Mirando las musarañas… - 14 octubre, 2007

[…] Nueva entrega de Usar y Tirar, que podrás leer completa aquí. […]

2. dable - 14 octubre, 2007

Ya se sabe, en tiempos de guerras no hay depresiones, no hay tiempo de para perderlo en tonterías, la supervivencia es lo importante.

Actualmente, con esta vida tan cómoda que llevamos, tenemos todo el tiempo del mundo para quejarnos.

3. suigeneris - 14 octubre, 2007

Si, desde luego, lo que hay es mucho vicio, ja.

4. noxpan - 14 octubre, 2007

No me había pasado por este blog. En tu línea, muy bueno. Post que hacen pensar … se agradece

5. suigeneris - 14 octubre, 2007

Gracias, guapetona. También me alegra ver que asomas la nariz de vez en cuando.

6. Rebeca - 16 octubre, 2007

…estos días, contrariamente, me encantó estar en el tráfico millones de horas (quizás estoy loca?)… me sentí feliz al llegar a casa, vuelta leña, ooootra vez!… no me había dado cuenta, que éramos felices y no lo sabíamos!…. creo que aquí, lo efímero si vale!

7. Yo - 16 octubre, 2007

Porfirio Barba Jacob
CANCIÓN DE LA VIDA PROFUNDA

Hay días en que somos tan móviles, tan móviles,
como las leves briznas al viento y al azar…
Tal vez bajo otro cielo la Gloria nos sonría…
La vida es clara, undívaga y abierta como un mar…

Y hay días en que somos tan fértiles, tan fértiles,
como en Abril el campo, que tiembla de pasión;
bajo el influjo próvido de espirituales lluvias,
el alma está brotando florestas de ilusión.

Y hay días en que somos tan sórdidos, tan sórdidos,
como la entraña obscura de obscuro pedernal;
la noche nos sorprende, con sus profusas lámparas,
en rútilas monedas tasando el bien y el mal.

Y hay días en que somos tan plácidos, tan plácidos…
-¡niñez en el crepúsculo! ¡lagunas de zafir! –
que un verso, un trino, un monte, un pájaro que cruza,
¡y hasta las propias penas! nos hacen sonreír…

Y hay días en que somos tan lúbricos, tan lúbricos,
que nos depara en vano su carne la mujer;
tras de ceñir un talle y acariciar un seno,
la redondez de un fruto nos vuelve a estremecer.

Y hay días en que somos tan lúgubres, tan lúgubres,
como en las noches lúgubres el llanto del pinar:
el alma gime entonces bajo el dolor del mundo,
y acaso ni Dios mismo nos pueda consolar.

Mas hay también ¡oh Tierra! un día… un día… un día…
en que levamos anclas para jamás volver;
un día en que discurren vientos ineluctables…
¡Un día en que ya nadie nos puede retener!

Los plácidos, tan plácidos, unos minutos, dos , tres horas…

8. suigeneris - 16 octubre, 2007

Cierto, faltaban los días plácidos, esos son días en el limbo con serenidad y buenos alimentos… Tengo un amigo que dice que tiene días gomosos, de goma. Hay tantos días como estados de ánimo: inexplicables, indefinibles…

Suena muy bien el poema, pero espera, que pillo el diccionario…

En realidad somos más felices de lo que creemos, o, al menos, tenemos todo a nuestro alcance para serlo y no lo vemos.

9. Pal - 19 octubre, 2007

bah! este tema me parece conocido… sabes? el otro día le decía aGin que el dolor, que la depresión es objetiva, nadie te puede discutir tus sentimientos. Haz visto a alguien más inútil que al que le dice a un deprimido: siéntete bién?

La expresión de dolor por el contrario es una cosa social. Pienso en los japonese con sus máscaras blancas para no molestar con su cara de dolor cuando se les muere alguien… y debe ser social en especial porque ni de hambre podríamos hablar si pensamos en los que eneste minuto se mueren de ella… osea, repito yo paso, gracias, si me duele me quejo y como no soy estúpida lo hago con quien me ayude a superarlo… o quién bién me quiere y me aguanta, que sabe que hoy por ti, mañana por mi. He dicho (por enésima vez,,, haber cuando me aburro)
Beso

10. suigeneris - 19 octubre, 2007

He dicho yo acaso que no te puedas quejar?

11. pal - 25 octubre, 2007

juajajajaja… qué me quieres decir? que no venía al caso? juas! sorry… (jijijiji)

12. suigeneris - 27 octubre, 2007

Que hay mucho vicio, digo…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: