jump to navigation

Intuición 6 enero, 2008

Posted by Suigeneris in Usar y tirar.
trackback

Canciones y novelas hablan mucho de seguir la intuición, de actuar haciendo caso al corazón… Nunca falla, y yo lo creo. Hay alimentos que desconocemos que nos nutren, hay sustancias que ignoramos que nos quitan la sed…

girasoles

¿Cómo llevarle la contraria? Nada hay más poderoso que lo que no se puede ver. Y más aún si no se puede comprender.

Qué imperfectos somos, que lo importante no tiene nada que ver con el lenguaje ni con las reglas que tanto parecemos necesitar.

Dicen también que la intuición es una forma de conocimiento nada espiritual, sino real, precisa, fruto de lo que nuestro subconsciente es capaz de captar sin que nos demos cuenta.

Somos un 99% misterio… Y en torno a eso gira en realidad nuestra vida.

Me encanta cuando por un instante soy consciente de algo concreto y real. Es curioso, porque normalmente lo soy con el corazón, lo cual hace que sienta que soy un 100%

Por ejemplo, cuando soy consciente de la paz tan contundente que me da sentirme entre sus brazos después de un orgasmo.

La intuición permite trascender nuestra pobre visión de la realidad…

¿Cómo puede un girasol mirar sin ojos y cómo sabe dónde mirar?

La sed de sol…

Anuncios

Comentarios»

1. Intuición « Mirando las musarañas… - 6 enero, 2008

[…] Nueva entrega de Usar y Tirar, que puedes leer completa aquí. […]

2. J.T. - 7 enero, 2008

No iba a decir nada después de leerte porque no tengo nada que aportar, pero casi al final se me vino a la mente una canción del Ultimo de la fila titulada “Cuando el mar te tenga”, esa parte que dice “murmullo de una oración minúscula y dulce, murmullo de tu respiración al despertar…”. El calorcito, la luz, la paz.

Creo que miraré de forma distinta a los girasoles a partir de hoy.

3. suigeneris - 7 enero, 2008

Uy, deberíamos observar más a menudo todo lo que hay a nuestro alrededor… sobre todo a otros seres vivos…

4. Pal - 7 enero, 2008

decía un matemático por aquí que la intuición al tomar deciciones aumentaba la posibilidad de acierto. (Alemán, los reyes del romanticismo…)

5. suigeneris - 7 enero, 2008

Sí, hay cosas que el corazón sabe y la razón desconoce…. no?

Alemanes, extraños seres…

6. J.T. - 7 enero, 2008

Intento observar siempre y aún así nunca parece suficiente. Cuando dije que miraría de forma distinta a los girasoles me refería que a partir de ahora recordaré “Sed de sol”.

7. suigeneris - 8 enero, 2008

A ver si encuentro un texto que hice hace algún tiempo hablando de girasoles y esa sed y te lo mando o lo pongo por aquí…

8. suigeneris - 8 enero, 2008

Lo encontré: era para una sección que trataba de textos poéticos a partir de una foto, llamada Cultivando Girasoles

El Porqué: una forma de mirar

Casi todas las plantas necesitan la luz del sol. Pero los girasoles no sólo buscan su luz desesperadamente. Quieren mirarlo cara a cara, quieren ser el sol. No sabemos si roban su luz o la contemplan.

El sol… Lo buscan, lo encuentran, lo miran y no temen quemarse en su empeño. Ansiedad de fuego.

Ardiendo, consuelan su calor con unas gotas de agua imperceptible y subterránea y algún fugaz halo de viento. Más allá de una sencilla danza de verde y amarillo. Un misterio.

No hay nada más triste que un solitario girasol cabizbajo. No hay nada más insultantemente luminoso que un campo de girasoles contemplando al unísono el cielo una tarde de verano.

Aparentemente inmóviles, arden intentando olvidar la noche. Viven gritando luz, duermen en silencio. Miran escuchando olores, revelando secretos.

En su gregaria búsqueda, en su autismo de genio, parecen casi humanos. Puro sol atrapado en las semillas de sus ojos.

Hay quien pasa la vida sembrando misterios, miradas… cultivando girasoles, sin saberlo.”

9. J.T. - 9 enero, 2008

Muchas gracias por permitirme leer ese texto. Tiene muchas imágenes que voy a recordar y de entre ellas el cuarto y el último párrafo enteros. Eso en cuanto a los girasoles y sus instintos. En cuanto a las intuiciones soy de los que piensan que la mayoría de las veces proceden de impulsos, de un pálpito, y que éste sale a la superficie después de que nosotros hayamos interpretado una imagen, un silencio, un gesto o una lectura entre líneas de forma consciente o no.

10. Pal - 10 enero, 2008

Me hiciste recorda a Violeta Parra. Ya te había dejado este verso por aquí? Pues te lo repito:

“lo que puede el sentimiento
no lo ha podido el saber
ni el más sabio proceder
ni el más ancho pensamiento
todo lo cambia el momento
cual mago condescendiente
nos aleja dulcemente
de pesares y violencias
solo el amor con su ciencia
nos vuelve tan inocentes…”

11. suigeneris - 10 enero, 2008

Oh, qué hermoso, sí… lo recuerdo…

El amor nos desbarata, nos desnuda de realidad y razón, nos lleva a otros territorios de conocimiento…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: